Las fases del embarazo según la Medicina Tradicional China

La Medicina China tiene una rica historia en ginecología y obstetricia, adelantándose a su tiempo como en tantas otras áreas de la medicina. Mucho antes de los “predictor”, las ecografías, los análisis y pruebas, antes de los microscopios y los laboratorios... La Medicina China ya clasificaba las fases del embarazo, explicaba el proceso de fecundación y de desarrollo del feto, y todos los cambios fisiológicos que se daban en el cuerpo de la mujer y en la nueva vida que se estaba gestando de una manera bastante precisa. Eso sí, ¡utilizando su propio idioma!, sus propios marcos de referencia y nomenclatura: el Tao (道, dào), el Yin y el Yang (阴阳, yīn yáng), los 5 elementos (五行, wǔ xíng)...

Aquí tienes un pequeño resumen de las fases y fisiología del embarazo según la Medicina China.

Shiatsu y embarazo

Foto: Bas Silderhuis

La concepción

Según la cosmología china, la vida surge de la interacción del Yin y el Yang: dos energías que se atraen, se complementan, y se nutren mútuamente. El espermatozoide, una célula Yang, activa, busca con movimiento ascendente al óvulo, una célula Yin, receptiva, lenta y con movimiento descendente. En el momento de la concepción se da el primer impulso energético del ser humano.

En este momento comienzan a formarse los Vasos Extraordinarios (que son como una especie de “precursores” de los meridianos, y que serán la fuente primaria de Yin, Yang y Sangre en el cuerpo), y los primeros en hacerlo son los llamados Chong Mai (Vaso Penetrante), Du Mai (Vaso Gobierno) y Ren Mai (Vaso Concepción). Estos tres vasos se encuentran localizados en el centro, parte posterior y parte anterior del cuerpo respectivamente. Así, se considera que Du, Ren y Chong Mai están directamente relacionados con las tres primeras capas que se forman en el embrión gracias a la división celular: ectodermo, mesodermo y endodermo. 

A partir de aquí, una especialización mayor formará los diferentes sistemas y órganos. Según la Medicina China Du Mai y Ren Mai controlan y regulan todas las funciones en cada fase del desarrollo del feto.

Las fases del embarazo

El embarazo dura 40 semanas (equivalente a 9 meses de calendario, o 10 meses lunares). Según la Medicina China, cada mes corresponde a un órgano interno y meridiano, además de a un estado de desarrollo del feto. Cada ciclo de dos meses (o de 8 semanas) está regido por uno de los 5 elementos (o transformaciones): Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua, sucediéndose en el orden del ciclo de creación o madre-hijo.  

Nota: la relación entre las semanas y los órganos no quiere decir que se estén formando esos órganos, sino que es la energía de ese órgano/meridiano (de la madre) la que está actuando, nutriendo al feto. 

Mes SemanasElementoMeridiano / ÓrganoEstado de desarrollo

1

1 a 4 Madera Hígado Embrión
2 5 a 8 Vesícula Biliar Embrión.  Es el momento donde el Qi original del feto se asienta.
3 9 a 12 Fuego Corazón - Maestro Corazón Feto
4 13 a 16 Intestino Delgado - Triple Calentador
Adquiere tamaño corporal. Durante este mes el feto empieza a absorber Esencia del Riñón de la madre para formar sus vasos sanguíneos. Los órganos Yang del feto se forman durante este mes.
5 17 a 20 Tierra Bazo
Puede moverse. Se forman los miembros del feto.
Empieza a recibir Qi esencial del Corazón para establecer su temperamento.
6 21 a 24 Estómago
Se forman tendones y huesos. Se forma la boca y ojos del feto.
El feto empieza a recibir de la madre el Qi de Pulmón para formar tendones.
El feto se mueve más y puede guiar a ansiedad.
7 25 a 28 Metal Pulmón
Se desarrolla la piel y el pelo del feto.
El Po de la madre pasa al feto, dándole fortaleza y presencia.
8 29 a 32 Intestino Grueso
9 33 a 36 Agua Riñón
En este momento se forman todos los órganos.
El Qi del alimento entra en el estómago.
10 37 a 40 Vejiga
El Shen se establece. 
Todos los órganos Yin están formados y los órganos Yang están libres de obstrucciones.
 
 

El parto

Todo el embarazo se considera una etapa Yin, pues se caracteriza por ser un estado de nutrición y acumulación. Al final del embarazo se da un cambio a una fase Yang que culmina en el parto: el Yang expulsa al Yin y la fuerza Yang proporciona el movimiento que expulsa al feto. En este momento es necesario un equilibrio entre el Qi y la Sangre para armonizar el parto.


 

Así, tanto con Medicina China como con Shiatsu, es posible reequilibrar la energía de cada elemento en el momento en el que éste es predominante, ayudando así al desarrollo del bebé. 

Si estás embarazada (o conoces a alguien que lo esté) y quieres saber más de cómo el Shiatsu puede ayudarte durante el embarazo, visita la página de tratamientos para embarazadas

Shiatsu para embarazadas

Miércoles, 28 Noviembre 2012 13:20 Escrito por  In Archivo Tags
¡Escribe el primer comentario!
Amalur Zen

Amalur Zen es un espacio para la salud, el bienestar y el autoconocimiento. Aquí están recogidos los artículos publicados en la antigua web, entre enero de 2011 y Julio de 2013.

Sitio Web: amalur-zen.com/acerca

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.